Sin tacones no hay Cannes

 

Aunque hablar de los mejores films sea el objetivo principal del Festival de Cannes, llevar zapatos altos también es una de las exigencias. Hasta la alfombra roja llegaron varias mujeres que por llevar zapatos bajos se les prohibió la entrada al estreno de la película Carol, protagonizada por Cate Blanchett.

La productora de cine Valeria Richter fue a la primera mujer a la que se le impidió el paso. Uno de los trabajadores del evento la detuvo, señaló sus zapatos y le dijo: "No, no, esto no funciona. No puedes pasar así".

Richter no fue la única en recibir una negativa por unos centímetros en sus tacones, sin embargo, logró pasar al evento tras explicar que por motivos de salud no podía usar zapatos altos. Mientras que el resto de las mujeres, si tuvieron que dar media vuelta por llevar zapatos llanos.

La organización ha negado que el uso obligatorio de tacones estuviera estipulado en la etiqueta y una portavoz dijo que ya "se le recordó" al personal de seguridad que pueden dejar pasar a mujeres que no lleven tacones. Sin embargo, muchos de los asistentes al festival aseguran haber visto cómo la organización le ha negado el paso a muchas mujeres.

Fuentes del festival también aseguraron a Efe que las normas de Cannes “no tienen ninguna mención sobre la altura de los tacones, ni para las mujeres ni para los hombres”. “Las normas de etiqueta para las sesiones de gala no han cambiado respecto a años precedentes”, es decir, esmoquin para los hombres y traje de noche para las mujeres. En cualquier caso, y para evitar que se repitan problemas como el del sábado, “se han recordado estas reglas a todo el personal de acogida”, confirmaron las fuentes del Festival.

 
     
   

PANAMÁ 2015 | CONTACTO: ESTILO@ESTILOMAG.COM