Recién sacado del horno y para ocupar el top ten de lo mejor y jamás antes visto en el mundo culinario, por solo 1.500 Euros podrá deleitarse en el restaurante más exquisito e innovador y tecnológico, “Sublimotion”. Su inauguración fue el pasado 1 de junio de 2014 en los espacios del hotel Hard Rock de Ibiza, convirtiéndose inmediatamente en el restaurante más caro del mundo, según la última lista realizada por The Daily Meal.

 
 

El responsable de dos Estrellas Michelin y tres Soles Repsol, Paco Roncero, es su creador, quien partiendo de la premisa de que la gastronomía es un placer para todos los sentidos, ideó que sus invitados vivieran una experiencia única que les permitiera viajar a través de los sentidos con exquisitas fragancias, sonidos, sabores y sensaciones, y por qué no, también viajar en el tiempo, ir unos minutos a Versalles, a un campo de trigo, al fondo del mar o al mismísimo Central Park de Nueva York.

Para lograr esta majestuosa mezcla, Roncero sazonó toda su sabiduría gastronómica, con la mejor tecnología y la ingeniería de la industria aeronáutica y del cine más avanzadas, convirtiendo a Sublimotion no sólo el restaurante más caro del mundo, sino en el único.

 
 

"Parece que los chefs solamente nos centramos en lo que hay en el plato y nos olvidamos de todo lo demás, de cómo mejorar esa experiencia con lo que hay alrededor. Yo quería romper con eso, mi reto siempre es llevarlo más allá", fueron parte de una de las declaraciones que ofreció Roncero a representantes de la firma de informática HP.

Viajar por todo el mundo sin moverse del comedor. “Pintar” tu postre favorito o comer sobre el ‘mapping’ de una mesa puesta mientras los platos ‘reales’ aparecen, literalmente, levitando en el aire como si no hubiera gravedad. Paisajes, emociones y colores, cambios de temperatura, música, olores y aromas que cambian en función del plato que se presenta en la mesa y envuelven al comensal transportándolo por el mundo. Indiscutiblemente son escenas que arropan la mejor cocina de Roncero.

 
 

Todo sucede en una amplia sala de 70M2, alrededor de la cual, una pantalla 360” con 7 millones de pixeles y 50.000 lumens, algo más del doble que una sala de cine, cautivan a 12 comensales, quienes disfrutan de un recorrido por una veintena de platos servidos bajo un preciso guión, que según su publicidad, contarlo sería en vano, porque nadie lo creerá.

Atrás quedaron las propuestas tradicionales de la cocina, que antes de Sublimotion ocupaban los 10 mejores lugares en la lista de The Daily Meal como restaurantes más caros del mundo. Entre ellos figuran: Kitcho, del chef Kunio Tokuoka, con un precio por comensal de 450 euros; en segundo lugar el restaurante Le Meurice de París, del famoso cocinero Alain Ducasse que ofrece un menú degustación por 380 euros por persona y en el corazón de la ciudad de Nueva York se puede disfrutar de un menú en Masa por 330 euros.

 
 

Cifras de costo que casi fueron triplicadas por la propuesta sembrada en Ibiza, específicamente en el Hotel Hard Rock, un 5 estrellas ubicado en Playa d’en Bossa, por ser uno de los destinos más internacionales del mundo, con un público cada vez más exigente y ávido de nuevas y propuestas gastronómicas.

Muchos de quienes hacen vida en Ibiza ahorran todas sus propinas para sumergirse en la extrema e incomparable sensación de sabor y placer que esconde este restaurante de última generación, mientras que para quienes son amantes del turismo, ya perfilan Ibiza como uno de los próximos destinos y obviamente entre sus visitas estará el restaurante Sublimotion.

Texto: Rubenis González (@RubenisG)

 
 

 

PANAMÁ 2015